PUELLA: “LA DERECHA MANIPULA A LA JUSTICIA Y UTILIZA EN ESTA OPORTUNIDAD A CAPUCHETTI"

En el día de la fecha cuando se dio a conocer la decisión de la Jueza Capuchetti de rechazar el pedido de recusación presentado por la defensa de Cristina Kirchner, automáticamente Marcelo Puella, presidente del Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas, salió duramente a cruzar esa decisión y aludió que la magistrada está "operando" una causa tan importante cómo un elemento político de proscripción, sin tener en cuenta que se debe mantener el orden institucional.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti rechazó hoy la recusación presentada por los abogados de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien había pedido que la magistrada se aparte de la investigación sobre el intento de asesinato de la ex mandataria.

Así continuo Puella explicando que los abogados de la vicepresidenta presentaron este lunes un escrito con los argumentos para solicitar que Capuchetti sea apartada de la causa por el intento de magnicidio.

La magistrada resolvió que continuará al frente de la causa que investiga el intento de asesinato de Cristina Kirchner, ocurrido el pasado 1 de septiembre, luego de que los abogados José Ubeira y Marcos Aldazábal la acusaron de haber tomado "una serie de resoluciones netamente arbitrarias".

Con un escrito de 37 páginas, el cual la vicepresidenta compartió en sus redes sociales, los abogados precisaron que a 2 meses y medio del atentado, una serie de resoluciones netamente arbitrarias y la total parálisis investigativa los han convencido de una manifiesta parcialidad contra esa parte.

Se está ante una de las causas más relevantes de la historia democrática, y se necesita que la investigación esté liderada por alguien voluntarioso y que las decisiones las tome un/a magistrado/a imparcial, comprometido/a con la verdad y la justicia, y no con no molestar a quienes no hay que molestar.

El dirigente peronista arremetió explicando que la conducta de la jueza, que fue, según los querellantes "como mínimo negligente", se debe a una actitud deliberada por parte del juzgado y no a errores de la investigación.

La recusación se fundamenta en el temor de parcialidad por parte de la magistrada, a raíz de una supuesta relación con los ex jefes de la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. La jueza visitaba regularmente la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri. Dicha agencia estaba dirigida por Gustavo Arribas y Silvina Majdalani, quienes tienen un procesamiento firme por espionaje ilegal al Instituto Patria.

En el texto de la recusación, Ubeira y Aldazábal advirtieron sobre la "parcialidad subjetiva, que es la forma más fuerte de parcialidad", puesto que la jueza "ha actuado durante el proceso de forma totalmente reticente a investigar cualquier línea que involucre gente que vaya más allá de Uliarte, Sabag Montiel y Carrizo".

"Su apartamiento no solo tiene que ver con los derechos de esta querella, sino que es imperante para que la sociedad argentina conozca la verdad acerca de lo sucedido. Ya nos hemos cansado de vivir en la incertidumbre debido a la impericia o, directamente, el accionar delictivo de la justicia", afirmaron los letrados.

Asimismo, Marcelo Puella fue más a fondo y dijo que el documento repasó todas las fallas de la investigación, desde el borrado del teléfono de Sabag Montiel hasta la reticencia a avanzar sobre la denuncia de un asesor parlamentario sobre un supuesto comentario que habría proferido el diputado opositor y ex viceministro de Seguridad del anterior gobierno, Gerardo Milman, en relación con el intento de magnicidio.

Si la instrucción la lleva adelante la Dra. Capuchetti, habrá estado a cargo de alguien que ni sabe ni quiere investigar.

La justicia es aliada de la derecha y servil a sus intereses, que son los mismos que los dirigentes que los pusieron a dedo. Hoy la defensa de Cristina Fernández de Kirchner es y debe ser el pueblo.

ƒ