EL FRENTE NACIONAL DE AGRUPACIONES PERONISTAS LLAMÓ A PONERSE A TRABAJAR Y DEJAR DE CUESTIONAR AL GOBIERNO

A los pocos minutos de la asunción del flamante ministro de Economía, algunos sectores de movimiento sociales salieron a criticar casi todo. Lo que generó una rápida reacción del presidente del Frente Nacional de Agrupaciones Peronistas, Marcelo Puella quien cuestiono a estos “seudo militantes, que hacen política con la necesidad de la gente”. Si quieren hacer algo por el país que apoyen al presidente Alberto Fernández y se dejen de joder.

Ahora pareciera que Juan Grabois del Frente Patria Grande, analiza su salida del Frente de Todos en desacuerdo con el rumbo que marcó el nuevo ministro de Economía. La Unidad Piquetera también se mostró disconforme y se movilizó para pedirle una audiencia a Sergio Massa, a lo que Puella dijo: “Que dejen de amagar y se vayan, pero no extorsionen más al gobierno”.

No pasaron dos horas de los anuncios económicos de Massa, el Frente Patria Grande, que tiene como referente a Grabois, anunció que podría retirar sus diputados, concejales y legisladores del bloque oficialista. “El sentimiento general de nuestra fuerza es que nuestro gobierno no está defendiendo los intereses populares”, planteó en un comunicado. En los movimientos sociales, las medidas tomadas por el nuevo ministro de economía recibieron muchas críticas y muy pocos apoyos.

Siguiendo este mismo análisis el dirigente peronista Marcelo Puella, quien se encuentra desde hace mucho tiempo poniéndole el pecho al gobierno de Alberto Fernández, aclaró: Dentro del Frente Patria Grande hay dos movimientos sociales, el de Trabajadores Excluidos y el Frente Popular Darío Santillán, que acompañan al Gobierno desde 2019, pero que empezaron a tomar distancia del presidente luego del acuerdo con el FMI negociado por el ex ministro de economía Martín Guzmán. Estos mismos se encontraban alineados con Cristina Kirchner, pero desde mayo instrumentaron una campaña para reclamar la creación de un salario básico universal, que la vicepresidenta apoyó, aunque con un proyecto de ingreso más acotado, para cuatro millones de argentinos y no siete millones, como era la propuesta inicial. No obstante, a esto, el Frente Patria Grande se mostró dispuesto a negociar modificaciones.

El dirigente social dijo: Son compatriotas en situación de indigencia y extrema vulnerabilidad para los que pedimos un ingreso mínimo de subsistencia que se hace urgente en una Argentina con casi la mitad de su pueblo sumido en la pobreza. Solo reconocieron que el nuevo ministro de economía Sergio Massa anunció un bono para los jubilados y esbozó que habrá alguna mejora para los trabajadores del sector privado, con lo cual dicen que “no hubo el más mínimo anuncio para los sectores sociales más postergados”.

Las personas que conforman Unidad Piquetera, también se mostraron molestas luego de los anuncios: “No hubo ningún anuncio importante de recomposición de los ingresos. Y estamos en un momento en que no se pueden patear las cosas para más adelante”. También Silvia Saravia, la representante de Libres del Sur y coordinadora nacional de Barrios de Pie comentó “Para las organizaciones sociales, lo único que anunció fueron auditorías”.

En cambio, las organizaciones que acompañan a Alberto Fernández dicen que la propuesta de transformar planes en empleo privado no genera expectativas en ninguno de los movimientos. Incluso en los más cercanos al presidente Alberto Fernández, como el Movimiento Evita de Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, señalaron que es una idea para la tribuna y que dará pocos resultados.

“El problema es que no hay patrones que te contraten. No se entiende que hay un proceso de concentración económica que nos dejó sin patrones a 12 millones de personas. ¿Van a inventar los patrones?”, se preguntó desde la marcha de Luján el titular de la UTEP, Esteban “Gringo” Castro.

También Daniel Menéndez de Somos Barrios de Pie, dio su apoyo a parte de las medidas que Massa piensa implementar. “El momento previo a la llegada de Massa está cruzado por un proceso de desestabilización y de extorsión de los sectores concentrados, sobre todo de los exportadores, para maximizar ganancias con una devaluación. Me parece que el prerrequisito para enfrentar esa agenda es fortalecer el poder político, la cohesión del Frente de Todos resuelve esa ecuación”.

Por último, Marcelo Puella aclaro que es hora de ponerse a trabajar y no alcanza con decir que se es peronista, sino hay que demostrarlo. Este es nuestro gobierno, llegamos como una coalición de gobierno con un tinte totalmente peronista y el Frente de Todos tiene que apoyar al presidente de la nación, pero cabe destacar que también es el presidente del PJ nacional. Si algunos no lo entienden y quieren seguir poniendo obstáculos, serán los responsables del regreso de la derecha a nuestro país.

ƒ