CONVENIO ENTRE EL CONSEJO GENERAL DEL TRABAJO, LA CGT, EL MINISTERIO DE TRABAJO Y EL COMITÉ, PARA LUCHAR CONTRA LA TRATA Y EL TRABAJO ESCLAVO

Se dio en el marco de cooperación entre el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, el Consejo Federal del Trabajo, el Comité Ejecutivo contra la trata y explotación de personas para la protección y asistencia a las víctimas, y la CGT.

El Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, firmó el acuerdo para la realización del diseño de políticas públicas en pos de prevenir y erradicar la trata de personas, junto a Gustavo Vera, del Comité Ejecutivo contra la Trata y la Protección y Asistencia a las Víctimas y Héctor Daer, Carlos Acuña, Pablo Moyano, Alejandro Salcedo y Noemí Ruíz de la Confederación General del Trabajo (CGT) y a Marcelo Pedehontaa como representante del Consejo Federal del Trabajo (CFT). “La trata de personas es un tema fundamental para Argentina y lo hemos ido atacando no solo con palabras sino con hechos. El consejo Federal ha demostrado ser una herramienta muy buena. Venimos trabajando con AFIP en registraciones, en unificar criterios de actas. No tengo más que palabras de agradecimiento.”, afirmó Moroni al tiempo que enfatizó en la importancia de tejer redes, no solo con las provincias sino con organizaciones para no quedar “en grandes proyectos que después no coindicen con la actualidad”. En representación del Ministerio de Trabajo de Nación, también participaron la subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral, Pamela Ares, y el director de Fiscalización, Juan Conte. Ares vaticinó el lanzamiento de un programa de inclusión laboral destinado a personas rescatadas de trabajos forzosos. “Este programa irá en línea con la primera política desde la vuelta a la democracia, de inclusión laboral dirigida a mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual, que hoy en día cobran un salario mínimo, vital y móvil”. La trata de personas constituye una problemática compleja que no sólo involucra la explotación sexual, sino también múltiples actividades delictivas asociadas a la explotación laboral. Es por eso que a los fines de poder abordar de manera adecuada e integralmente esta forma de crimen organizado, es necesario el compromiso de las distintas agencias y organismos del Estado Nacional. En este sentido, Vera invitó a recuperar la memoria histórica y recordó que “las primeras luchas contra el trabajo forzoso vinieron del movimiento obrero, al igual que la lucha por las ocho horas de trabajo, o el 17 de octubre en Argentina donde el estatuto del peón fue el primer grito latinoamericano institucional en el ámbito rural” , resaltó lo abordado por Ares sobre la creación del primer programa de inclusión y capacitación laboral para personas que son rescatadas del delito de trata de personas, a la vez que aprovechó la ocasión para felicitar la labor ministerial. Este convenio tendrá por objetivo diseñar e implementar políticas destinadas a la prevención y lucha contra la trata de personas en el ámbito laboral y trabajo forzoso, mediante las cuales se contemplará la importancia de incorporar una perspectiva de género en el desarrollo de los programas y tareas de fiscalización. Asimismo, se llevarán a cabo acciones destinadas a promover, desarrollar e implementar programas y herramientas informáticas, mapeos, calendarización de actividades a fines de fiscalizar donde sea frecuente la detección de trabajadoras y trabajadores explotados e intercambiar información entre organismos.

ƒ