LA CGT DE MAR DEL PLATA ADVIERTE SOBRE DESFINANCIAMIENTO DEL SISTEMA SOLIDARIO DE SALUD

Desde la CGT Regional Mar del Plata, los integrantes del concejo directivo de la zona, manifestaron en un comunicado enviado a EL DELEGADO su preocupación por el altísimo incremento de los precios de las prestaciones de salud de la ciudad atlántica relacionados con prácticas, internaciones, anestesiología y tratamientos sumamente costosos.

Adujeron que dichos valores, se vienen pronunciando en una curva ascendente que pareciera no tener techo y que genera compromisos económicos/financieros imposibles de afrontar en algunos casos. 


 “La pandemia provocada por el COVID-19 potenció estos incrementos y puso de manifiesto las durísimas circunstancias por las cuales está atravesando el Sistema Solidario de Salud, el cual se nutre pura y exclusivamente del único aporte del trabajador para brindar cobertura a toda su familia, de naturaleza y objetivos distintos a los sistemas privados o prepagos en los que la ecuación ingresos - prestaciones se da en función del rédito económico que persiguen”, explica la misiva firmada por Adriana Donzelli y Miguel Guglielmotti, secretaria General Adjunta y secretario general del General Consejo Directivo CGT Regional Mar Del Plata, respectivamente. 

 Sucede que en este tipo de sistema de Obras Sociales sindicales y salud pública, en el que los ingresos son por persona y directamente relacionados a la edad del contratante y sus condiciones de salud, las empresas aplican incrementos contantes en sus cuotas, lo que les brinda, según los sindicalistas, “grandes ganancias y otra posibilidad de financiamiento”. 

Por ello dijeron que el desafío del sistema de Obras Sociales Sindicales es cada vez mayor, pero aclararon que todos los gremios quieren preservar y potenciar los servicios, ofrecerles a los afiliados y afiliadas el derecho a tener una Obra Social fuerte, cercana a sus necesidades y con capacidad de dar respuesta a partir del acceso a los mejores profesionales y los mejores nosocomios. 

Le reclamaron al Estado una participación activa de los organismos en cuanto a financiamiento y control, como así también una interacción profunda entre los efectores y financiadores con el objeto de generar soluciones para la sociedad. “Nuestro compromiso es y será salvaguardar el bienestar familiar y generar soluciones en pesos momentos tan importantes de pérdida de salud en una familia. Los desafíos son mayores, pero nuestro compromiso también lo es”, finalizó el documento.