ESTACIONES DE SERVICIO AMENAZAN CON UN PARO NACIONAL

Luego de insistentes reclamos a las autoridades y la falta de respuestas ante el desabastecimiento que vienen sufriendo aquellas expendedoras de combustibles que no tienen contrato con las petroleras, la Agrupación de Estacioneros autoconvocados evalúa un plan de acción que incluye "lock out patronal" y cortes de ruta en varias provincias del país. "Esta medida de fuerza tiene como fin visibilizar la dramática situación que el sector viene soportando sin ninguna respuesta", aducen los expendedores.

Los dirigentes agrupados en ECARA, denunciaron que el Sector de las Estaciones de Servicio transcurre en este último tiempo, dificultades que no tienen antecedentes históricos, las restricciones COVID que llevaron nuestras ventas a cero y nos mantuvieron en niveles de ingresos paupérrimos durante 20 meses mientras las Petroleras insistieron en mantener idénticas políticas comerciales como si nada hubiera pasado, transcurrió mientras el Estado las subsidió a través de varios instrumentos como por ejemplo “el Barril Criollo” o el “plan GasAr 3”.

Advirtieron que “ninguno de esos salvatajes fueron compartidos con nuestro sector PYME, último eslabón de la misma cadena, desnudando la falta total de reconocimiento”.

Además expresaron que “luego de este calamitoso periodo de restricciones circulatorias, nos impacta de lleno un franco conflicto entre el Estado y las Petroleras, una disputa por el precio de los combustibles donde, el Estado sostiene la imposibilidad de castigar a la sociedad con precios internacionales y las Petroleras se desinteresan por ofertar combustibles a los precios que fueron congelados hace 6 meses”.

Calificaron el hecho como “desinterés que se lleva adelante alegando un conjunto interminable de curiosos eventos que justifican restricciones de entrega de combustibles que impactan, directa y salvajemente, sobre nuestros ingresos y en el caso de las Estaciones sin contratos de provisión, la anterior restricción se combina con propuestas de precios absurdos, un combo con una resultante explosiva para las Estaciones Blancas (50% del mercado)”.

Detallaron que de acuerdo a los reclamos, la combinación de estos dos problemas que se sucedieron, tiene a nuestro sector en un estado de tremenda zozobra y al borde la quiebra generalizada. Es por ese motivo que ya “se está evaluando seriamente como propuesta generalizada y ante la inacción del único actor que podría cambiar esta realidad, el Estado, UN PARO TOTAL DE ACTIVIDADES”.