ANTONIO CALÓ VALORO EL RESCATE QUE EL GOBIERNO LE HIZO A LA EMPRESA TECNOLÓGICA IMPSA

Desde la planta en la ciudad mendocina de Godoy Cruz, Alberto Fernández y Matías Kulfas ponderaron el rol estratégico de la empresa tras concretar la capitalización con un aporte total de u$s20 millones. El titular de la UOM recalcó que perder la empresa hubiese sido un paso en la dirección contraria para una totalidad de 720 trabajadores.

El presidente, Alberto Fernández, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, recorrieron hoy las instalaciones de IMPSA tras concretar, la semana pasada junto al Gobierno de Mendoza, la capitalización de la empresa con un aporte total de u$s20 millones, lo que permitirá recomponer a la compañía, consolidar su operación en Argentina y volver a competir en los mercados internacionales. Además, durante la jornada se firmaron convenios con Inti, Invap, Dioxitek y Tandanor.

Los funcionarios visitaron la planta de IMPSA, en la ciudad de Godoy Cruz, junto al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez; al ministro de Economía, Martin Guzmán; el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro; el CEO de la empresa, Juan Carlos Fernández; y al secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló.

En ese marco, el presidente afirmó: “Que IMPSA se mantenga en pie es el resultado del esfuerzo de toda la Argentina. Es un país que apuesta a una empresa que se desarrolló en Mendoza y que hoy tiene 720 trabajadores, pero queremos que vuelva a tener los 1.300 trabajadores que alguna vez tuvo”.

Por su parte, Caló, aseguró: “Los compañeros de Impsa están contentos. El pueblo está contento. Lo que vemos es que cada vez hay más puestos de trabajo en la industria”. El dirigente de la UOM graficó que “en los últimos cinco meses tuvimos el ingreso de 108.000 trabajadores. Con la puesta en marcha de Impsa va a haber un montón de nuevos metalúrgicos”.

Aseguró que "la UOM está completamente satisfecha por la alegría de los trabajadores de la planta y cuando ellos están contentos, el pueblo está feliz y por lo tanto, las cosas en la Argentina andan bien", expresó.

Informó que en los últimos 5 meses, "tuvimos 18 mil nuevos empleos en el sector" y felicitó a todos los ministros a quienes les destacó que "están trabajando más allá de las grietas", comentó.

Coincidió el líder metalúrgico con las autoridades en que la capitalización de IMPSA es estratégica para la Argentina ya que pocas compañías en el mundo producen equipamientos centrados en generación de energía; en Occidente hay tan solo cuatro y contribuye con tasas  y aportes a la seguridad social por un importe de más de 30M de dólares anuales.

IMPSA, empresa de tecnología e infraestructura energética con 114 años de vida, emplea de manera directa a 720 personas (un 35% son ingenieros) y genera contratos con más de 100 PyMES nacionales.

La empresa hoy exporta el 85% de su producción, y lleva diseñadas y fabricadas más de 200 turbinas que producen energía en 40 países. Tan solo en Argentina, las turbinas generadoras tienen el potencial de captar unos 2.000 millones de dólares. También produce torres eólicas, puentes grúas, generadores para industria nuclear, entre otros.